1 de mayo no es un día cualquiera

Actualizado: jun 17


En América Latina, la lucha de clases es una realidad en todo ámbito en lo social, político, económico, y las identidades culturales. José Carlos Mariátegui, el 1 de mayo de 1924, enfatizaba que el día de los trabajadores no era un día cualquiera, era el día de la unidad del proletario revolucionario internacional. O como Karl Marx dijo en el manifiesto del partido comunista: "la historia de todas las sociedades hasta ahora ha sido la historia de la lucha de clases".


Siguiendo la secuencia del artículo, presentamos el micro cuento de ficción para complemento el texto.

El hombrecito y su ser
Cierto día un hombrecito llamado "no me acuerdo" discutió con su propio ser. El hombrecito muy mal humorado expreso, ¿por qué me dejas ser mío, cuando te busco; de día te llamo y no te encuentro; igualmente por la tarde tampoco estás; y es peor en las noches dado que me duermo. El hombrecito al ver que su ser no le respondía ni el hola, más, se enfureció, y volvió a preguntar ¿A dónde te vas mi ser? ¿Con quién te vas mi ser? ¿Dónde te busco mi ser? El ser de ver el cuadro de desespero del hombrecito por saber las respuestas exigidas, y un tanto sorprendido le dijo: Yo soy tu fuerza que moviliza tu cuerpo todos los días del año. Estoy contigo desde que eras una célula y llegaste al mundo de la vida. Querido hombre, yo soy tu fuerza, siempre estoy contigo, y estaré hasta que dejes de respirar. ¿Por qué dices que no estoy?, sí me sumo cada vez que das un paso o un impulso de vida. No lo vuelvas a olvidar. El hombrecito solo bajo la mirada y escuchaba. Su ser le seguía diciendo debes de saber, que día, tarde y noche, yo sigo ahí incluso hasta cuando duermes tan aturdido por el cansancio que me das. El hombrecito, luego de escuchar las respuestas no esperadas, dijo "gracias , ahora, ya me acuerdo".

El profesor Jorge Rendon Vargas, en su estrato sobre marxismo, señala que hay que volver a interpretar al mundo de la vida de la lucha de clases. El 1 de mayo es el día del movimiento de la fuerza de trabajo cuyo encargo de ejecutarla es del trabajador por medio de la venta de aquella al no tener otra cosa que ofrecer. Por eso en que, en los Estados Unidos en pleno apogeo de la revolución industrial del siglo XVIII, mediante duras luchas se lograron conquistar las 8 horas de trabajo, ocho horas de descanso, y las ocho horas de ocio. El titulo de este breve artículo hace mención solidaria a que, las muertes, las cárceles de los lideres sindicales, incluso con la pena de la muerte por la orca, no son olvidadas, y no deberían ser ignoradas por el trabajador contemporáneo en este siglo, en el 2021, y en el capitalismo de la época.


Entonces la celebración del día del trabajo lleva un nombre por sobre todas las cosas, es celebrar el justo pago de las fuerzas de trabajo que el trabajador deja en el campo del trabajo. Y, sobre todo, decir que la fuerza de trabajo, es el todo para que el capital exista. Sin fuerza de trabajo no existiría el capitalismo, ni nada en el mundo y las cosas. En lo político el día del trabajo es un día de vanguardia sindical y obrera en todo el mundo. En economía el día del trabajo sería la plena manifestación de que la mercaduría sin la fuerza de trabajo no existiría, y menos la mercaduría del dinero. Para la sociedad el día del trabajo denunciaría, que se debe honrar a los cientos de hombres y mujeres, de todas las edades que han caído por lograr lo que hoy se ignora querer reconocer.


El 1 de mayo de todos los años es un recordatorio de que el hombre sin otro hombre no es hombre. Que la mujer sin otra mujer no es mujer. Como dijo Mariátegui busquemos la unidad de grupo, dado que todavía somos pocos para estar buscando separarnos.


En suma la interpretación que le podríamos sumar al día del trabajo es que desde 1886 sigue alumbrando el camino que se debe seguir para la resistencia al mal del capitalismo. Según Alfredo Velásquez, del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (SUTEP) en el Perú el día del trabajo se decretó durante el gobierno de José Pardo y Barreda, según Decreto Supremo el 15 de enero de 1919, donde desde la unidad del proletario moderno del siglo XIX, mediante luchas amplias desde Arequipa el sur peruano, hasta el norte hicieron posible magno sacrificio para lograr las 8 horas de trabajo.



¿Qué tipo de mundo de la vida el trabajador debería aspirar?


Se podría empezar analizando las palabras de la columna "El manifiesto" en español por Les Économistes Atterrés, quienes plantean refutar el silencio que existe por el sistema denunciar el abuso del capitalismo y la humanidad. "El Software neoliberal siempre es el único que se reconoce como legitimo a pesar de sus fracasos".


Lo que se querría mencionar es que el mundo en el que vivimos encuadrados dentro la formula mágica de la eficiencia de los mercados; el consumismo; la regulación del los Estados para ser dependientes del capital; el libre mercado; bajos impuestos para los más ricos; más sacrificios de los que hacen las mercadurías; el extra uso del valor de los recursos de la naturaleza; no son un juego a pasar por alto. El capitalismo no humaniza, antes deshumaniza al mundo. El capitalismo al mundo lo ve como siervo o plebe para sus intereses, eso es una realidad demostrada los últimos 150 años. En la actualidad el capitalismo es la única orden que el mundo de los sistemas no cuestionan.


Entonces frente a lo expuesto, es hora de que la humanidad haga sentido solidario para repensar lo valioso que es la fuerza de trabajo, y que se otorga por troca de un salario. Retomando las lecturas de Jorge Rendón es urgente un cambio de sociedad. Sabiendo que vivimos dentro de una sociedad capitalista, uno de los puntos a tomar en cuenta es, por ejemplo, la distribución de la plusvalía de manera proporcional al trabajador. La búsqueda de una vida digna no debe ser solo una exigencia, sino un derecho natural y universal. Aumentar el nivel de la vida, y por qué no, reducir las horas de trabajo de manera progresiva. La educación debe ser una exigencia urgente a implantar, sobre todo a los niveles de universidad, e institutos superiores dado que la expectativa del alumno periférico solo llega a duras penas a la secundaria.


El día del trabajo es para decirle al sistema que la garantía de los derechos humanos y la dignidad de la misma no debería estar en juegos económicos asistencialistas. En pocas palabras las personas ¿por qué deberían seguir consintiendo ser mendigos del capitalismo, cuando es por él hombre que existe y su fuerza de trabajo?.


Mariátegui expresó, "no debemos de separarnos por títulos y etiquetas"." Todos tenemos el deber de sembrar gérmenes de renovación y de difundir ideas clasistas". Las interpretaciones seguro varían, pero lo que se percibe es que la insistencia siempre debe estar en la unidad de la clase en este tono marxista del amauta. Cuanto, a la vida y la salud del trabajador, la forma de como lo desgasta el trabajo que ejerce para el capitalista, no debería de ser interpretado como un favor, más por lo contrario el capitalista debería estar agradecido. La mano de obra en América Latina aún vive entre las cadenas miserables de las muchas horas de trabajo, a favor del que tiene los medios de producción, ¿ o será qué ya no hay labores de 10, 12 14 horas ? El Estado antes de ser el que garantice un buen contrato social entre la fuerza de trabajo y el capitalista, se ha convertido en un apaga derechos, o amarillo dependiente del mercado. Las luchas sociales son el arma al cual el capitalismo va a enfrentar toda su existencia. Donde haya un trabajador y un pueblo digno, ahí estará siempre lista la voz de la vanguardia.


El gran Séneca dijo, "no disponemos de poco tiempo, más desperdiciamos mucho". No disponemos de una vida breve, más la convertimos en breve”. Interpretamos sus ideas que antes de solo quejarnos de que la vida como corta, antes de nada, debemos de saber que se nos la ha brindado así, y muy generosamente, para vivirla, a tiempo completo, y en ella ser seres pensantes útiles, y no mendigos del destino. El presente del presente debe ser reinterpretado de nuevo. La lucha de los trabajadores debe ser auto pensada. Valdría la pena ya dejar de vivir en las victorias del pasado, y pensar el presente con los pies sobre la tierra. No podemos negar que el socialismo del ayer es una consigna que que se dió, y se atribuye respeto, pero también despegarse del pasado para buscar soluciones a este mundo capitalista del presente es una urgencia del día a día.


Coincidimos con Jorge Rendon cuando menciona que no sabemos qué tipo de socialismo tendremos luego de la pos pandemia, pero sí, que es claro que las luchas sociales siempre serán el arma expuesta para enfrentar al capitalismo mientras se busca al socialismo de estos tiempos. Ser realistas de que el socialismo ha fracasado, no siganifica dejar de creer en encontralo. Ser realistas también que la esperanza de poder encontrarlo o estructurarlo al socialismo es una idea viva, y no debe desvanecerse de la mentalidad del todo revolucionario, y trabajador del mundo sub desarrollado y general. Que la reinterpretación de la lucha de clases no se fragmente más de lo que está, es un reto a volver a evaluar por los actores que la proponen. Ser un luchador social del tiempo, y para los tiempos difíciles es una consigna ferviente a ejemplificar. Finalizamos con el amauta “Lo que importa es que esos grupos y esas tendencias sepan entenderse ante la realidad concreta del día".


El 1 de mayo no es un día cualquiera debes despertar América Latina. Pueblos de gentes de lucha no despierten por ratitos, o de tiempo en tiempo, estar siempre de pie y nunca de rodillas. Despierta pueblo honrado, que el sueño que te aturde es por los vientos mandados del capitalismo que quiere que sigas solo en cama, y que solo debes despertar para ir al trabajo y ser solo una máquina humana, nada más. Feliz día del trabajador.


REFERENCIAS


BRENNER NEIL; PECK JAIME; THEODRORE NIK. (2012) Após a neoliberalização? Cad. Metrop., São Paulo, v. 14, n. 27, pp. 15-39.


LES ÉCONOMISTES ATTERRÉS. (2012) Disponible en: https://www.atterres.org/page/el-manifesto-en-spanish. Acceso: 03/05/2021.


MARX, KARL; ENGELS FRIEDRICH. (2008) Manifesto do partido comunista. São Paolo, Editora Expressão Popular.


MARIÁTEGUI, José. (1967) El 1 de mayo y el Frente Único [1924]. La organización del Proletario, Comisión Política del Comité Central del Partido Comunista Peruano (eds). Lima. Ediciones Bandera Roja.


RENDON, Jorge. (2021). Extracto de páginas Marxismo. Grupo Emancipador. Imaginando un Perú post pandemia, ideas y reflexiones para el debate. Lima. 9-21.

SENECA, Lúcio. (2017) Sobre a brevidade da vida. Sobre a firmeza do sábio. Tradução. José Eduardo Lohner. São Paolo. Penguin Classics Companhia das Letras.


VELASQUEZ, Alfredo. 100 años de la conquista de las 8 horas de trabajo en el Perú. Disponible en: https://sutep.org/opiniones. Acceso: 03/05/2021.



651 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo